#UNANCOR

A lo largo de los años que llevamos hablando de libros y cómics en Travesura Realizada, seguro que os habéis dado cuenta de que las historias que más me gustan son las que me sorprenden y dan para debate con los amigos al terminar de leer. Pues, «100 Balas», una serie de cómics que me dejaron junto a un montón de tomos más, ha sido justo lo que estaba buscando.

¿De qué va 100 Balas?

“¿Y si te han destrozado la vida por completo? ¿Qué ocurre si hay alguien suelto por ahí que te ha hecho algo tan malo, tan devastador, que te ha cambiado la vida por completo? Seguro que te gustaría vengarte – ojo por ojo, y todas esas chorradas que todos hemos escuchado más de una vez-, pero si lo hicieras cometerías un delito y tendrías que pagar por ello.

La pregunta es, ¿qué ocurriría si tuvieras la certeza total de que no te pillarían? Hablar es muy fácil, pero ¿si tuvieras una pistola entre las manos, con el dedo en el gatillo, lo apretarías? ¿Tendrías agallas para hacerlo?”.

Esta es la premisa que Brian Azzarello utiliza como punto de partida para «100 Balas» y, aunque parece que la historia podría caer en un montón de topicazos desde el minuto uno, lo cierto es que sabe moverse para plantear situaciones interesantes constantemente.

100 balas reseña comic

Hablemos de 100 Balas

Imagina que alguien, sea quien sea, te ha puteado. Mucho. Pero mucho más de lo normal, eh.

Para que te hagas una idea, a una de las protagonistas de la serie la putean tanto que matan a su familia. Eso sí que es mucho.

Imagina que, un buen día, un tío con gafas y que dice ser “Agente”, no se sabe de qué, llama a tu puerta y trae un maletín en la mano. Dentro de ese maletín están las pruebas irrefutables de quién es el verdadero culpable de tus desgracias, además de una pistola y cien balas irrastreables. Si te detuviesen por matar a alguien con esa arma, no llegarías a poner un pie en el calabozo. Saldrías libre. Imagina eso, y piensa qué harías.

Podríamos dividir en dos “caminos” el argumento de “100 Balas”. Uno de ellos viene marcado por las historias de diferentes personajes, desde una mujer del ghetto, un vendedor de helados, un detective, un drogadicto… Cualquiera. A todos estos personajes les han arruinado la vida de alguna manera. Sin comerlo ni beberlo, encuentran en sus manos la forma de vengarse. El misterioso Agente Graves les entrega un maletín lleno de pruebas y con una pistola, dejando en sus manos todo lo demás. Esto plantea un bonito dilema. ¿Vengarse o no vengarse? ¿Matar o no matar?

El segundo “camino” nos lleva hasta el Agente Graves. El misterioso hombre mayor que entrega los maletines. ¿Para quién trabaja? Esa es la principal cuestión que poco a poco va resolviendo esta línea.

Aunque han pasado casi 20 años desde que se publicó en España por primera vez, lo cierto es que sigue manteniendo el tipo sin problemas. Además, en su momento ganó varios premios como el Eisner o Harvey y estuvo nominado a muchos otros.

Viñeta de 100 balas

¿Quiénes son los autores?

La verdad es que siempre voy bastante perdido en cuanto a autores, guionistas y dibujantes de cómics se refiere. Nunca consigo recordar más de un par de nombres, pero después de leer 100 Balas he decido investigar quién está detrás de la obra.

  • Brian Azzarello: Quizás uno de los mejores guionistas de los últimos años, en su momento trabajó en varias series de “Batman”, “Superman” y “Hulk” aunque decía que odiaba a los superhéroes.  Además, se ha encargado de varios arcos argumentales de Hellblazer.
  • Eduardo Risso: Ojead un cómic suyo y decidme que no os gusta. Su estilo, a primera vista simple y descuidado, es en realidad un dibujo muy cuidado y detallista. El trazo es limpio y definido. Sin ser el mejor dibujante del mundo, le da un tono muy apropiado a “100 Balas”.

Espero que con esto os haya entrado el gusanillo de “100 Balas”. Os aseguro que no os arrepentiréis de comprarlo. Aunque tiene una temática que tira hacia la serie negra, creo que, sean cuales sean tus gustos, acabarás disfrutándolo.