El reto NaNoWriMo

El mayor reto internacional de escritura

¡1 de noviembre!

Para muchos es día de intentar retirar por completo el maquillaje de su disfraz de Halloween, rendir tributo a sus fallecidos o empezar a escuchar la canción de Mariah Carey “All I want por christmas is you”; pero para otros empieza algo conocido como la peor pesadilla del escritor o el mayor reto motivacional: ¡el reto Nanowrimo!

Para quien no sepa qué narices es esto, aquí estoy yo (Aurora) para explicároslo a grandes rasgos.

El reto nanowrimo, también conocido como nanowrimo a secas, son en realidad la unión de las primeras sílabas de un concepto: NAtional NOvel WRIting MOnth, y éste consiste en escribir la friolera cantidad de 50.000 palabras durante el mes de noviembre, es decir, escribir una media de 1667 palabras diarias.

Puede parecer sencillo, pero teniendo en cuenta el ritmo de cada escritor y cómo se tomen el reto, puede ser una motivación maravillosa o su peor pesadilla.

En mi caso (que he realizado el reto dos años) es una fuente de motivación, un mes donde sobre todo me intento acostumbrar a encontrar una hora y media al día para dedicarlo a la escritura (que es lo que suelo tardar en escribir unas 1500-2000 palabras) y así empezar a sembrar los cimientos de una buena rutina de escritura donde a partir de la segunda semana ya la tengo bastante integrada en mi día a día. De esta manera, en este reto lo que prima es la cantidad frente a la calidad, y algo muy importante de lo que he sido consciente es que no puedes parar excesivamente para revisar lo que has escrito: las correcciones vienen después, no es momento para ellas durante el reto (si quieres conseguir el objetivo, claro). He de aclarar que yo no he podido dedicarme exclusivamente al reto durante el mes completo, es decir, siempre he tenido otros quehaceres como ir a la universidad y estudiar (por lo que para mí, conseguir sacar dos horas al día para escribir ya era complicado).

He utilizado el reto para empezar dos novelas distintas (en la primera novela yo tenía unas ideas sobre las que quería escribir y me lancé sin planteármelo demasiado y meses después me di cuenta de que las piezas no terminaban de encajar… Así que esa novela la abandoné en cierta manera, porque el segundo año que hice el reto utilicé parte de las ideas de esta novela con otros cimientos totalmente distintos y ahí fue cuando realmente me di cuenta de que este nuevo proyecto tenía muchísimo más sentido que el anterior y me fascinaba por completo).

Pero ese es mi caso personal. Sé de otros escritores que utilizan el reto para seguir escribiendo los proyectos que ya tienen entre manos o incluso de algunos autores que dejan las últimas 50.000 palabras de sus novelas para así poder terminarlas durante el reto. Incluso hay gente que corrige sus novelas ya finalizadas.

El reto se puede utilizar de muchísimas formas, siempre y cuando sea de utilidad para ti.

Porque aquí está la otra cara de la moneda. Este reto puede servir como motivación y para que el autor sienta un aura de creatividad en la que muchísima gente está escribiendo a la vez; pero lógicamente, debido a la repercusión que tiene el reto nanowrimo en redes sociales, aparecen las comparaciones.

Así, muchos autores se quejan de la competitividad del reto, no sólo de tener que conseguir un objetivo, sino de la competitividad de a ver quién escribe más, mejor y más rápido. No pueden evitar compararse con el avance del resto de escritores, no pueden trabajar bajo la presión del propio reto, son muy perfeccionistas o no son capaces de priorizar la cantidad a la calidad… Y en este caso, el reto sólo consigue bajarles la autoestima, agobiarles porque no han llegado a la media de palabras por día, o incluso hacerles abandonar proyectos debido a esta presión innecesaria a la que les somete el nanowrimo.

Por eso precisamente considero de vital importancia validar el ritmo de cada autor. No importa cuánto tiempo tardes en escribir una historia, ni cuántas palabras tenga, ni si es algo totalmente novedoso o no… Lo que importa es que esa historia está en tu cabeza y nadie la va a contar de la misma manera que tú, así que intenta plasmarla en el momento en el que tú te sientas cómodo con ella (sin importar si participas en el reto, o no).

Si habéis llegado hasta el final del post… Wow, mi enhorabuena, porque siento que os he dado mucha información y es posible que todo haya sido una buena chapa de cuidado.

Dejadnos en los comentarios vuestra opinión sobre este reto, si habéis participado, si os lo planteáis, si conocíais el reto o no, si pasáis totalmente de él… ¡Queremos saberlo todo!

Os dejo el link de la web oficial del nanowrimo por si queréis más información o incluso, quién sabe, os queréis animar a probar: https://www.nanowrimo.org/

Así que aquí me despido.

 

Y recordad…

¡Travesura Realizada!

 

Recommended Posts

Leave a Comment

¿Necesitas algo?

¿Quieres hablar de libros? ¿Necesitas comentar algo sobre el podcast? Escríbenos y te contestaremos lo antes posible :)

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search